Poema de Deme Orte

La ballena que ríe.

En el parque de mi pueblo,

el que hay junto a la escuela,

no hay zoo sino un parque

temático con el tema

de la vida en alta mar.

Tal vez te cause sorpresa.

A mil metros de altitud

puedes ver una ballena,

un pez espada escamado,

una dorada, una estrella,

una tortuga y un pulpo,

un cangrejo con botella

enarbolada en su pinza

con pinta de melopea,

un banco de pececillos

y otros bancos de madera

para sentarse a charlar,

pero fuera de la cerca

del parque con tobogán

y columpios donde juegan

los bebés, niños y niñas.

¿Qué pinta una ballena

en un pueblo de secano?

Sonríe a quienes pasean

y se ríe de su sino,

se ríe de la leyenda

del burro ahogado en la balsa

por la que las malas lenguas

dan mote a los castilruizos:

balleneros, balleneras

de sobrenombre nos llaman.

¡Pues título es de nobleza!

Porque a gala nos tomamos

como icono la ballena.

La lucimos en el parque

y pintada en camisetas.

Una ballena que ríe,

su sonrisa nos alegra,

a pesar de la tirita

en la herida que una piedra

le causó quién sabe cuándo.

La gente de Castilruiz

de ser gente ballenera

orgullosa está y feliz,

canta y baila sanjuaneras,

rumbas, jotas castellanas

y jotas aragonesas,

pero también vallenato,

que cualquier música alegra

a la gente de este pueblo

cuando celebra sus fiestas,

y que tiene quien le anime,

quien le pinta y quien le versa.

¡Viva siempre Castilruiz!

 Deme Orte . Septiembre 2015


Posted 29 octubre, 2015 by castilruiz in category Noticias, Rincón literario