Homenaje a Ignacio Soriano Orte

Homenaje a Ignacio Soriano Orte


El sábado, día 29 de agosto de 2009, se llevó a cabo un sentido homenaje a Ignacio Soriano Orte en el paraje del Rejete. Se hallaba presente él y su mujer, Antonia Jiménez Gómez, en ambos casos rondando los 92 años

Hacía tiempo que hombres y mujeres de Castilruiz habían expresado su deseo de que se hiciera algo para reconocer la labor que durante años ha llevado a cabo en los alrededores de la balsa y en la vecina La Ribaza. En estos parajes ha ido plantando árboles y cuidando de que se regaran y no fueran agredidos por animales o causas naturales, cercándolos en muchos casos individualmente para que ello no ocurriera. Se hacía con los árboles, arreglando esquejes o hundiendo nueces y almendras en el huertecillo que le había dejado la Luz, detrás del pilón, los cuales, una vez nacidos, trasplantaba por los alrededores, dejando bien marcado un canal de riego. Cuando era en la ladera, el Ayuntamiento de turno le ponía los medios para poder regar a goteo. Así, poco a poco, se ha conformado durante los últimos veinte años un paisaje agradable por el que poder salir a pasear.El vecindario recuerda al tío Ignacio con su azadilla, quitando hierba y cuidando de que todo llevara su cauce de crecimiento. Siempre dispuesto a parar cuando había compañía y sentarse un rato a la sombra para departir. Charlas mantenidas con gente que vivía en el pueblo o con veraneantes que gustaban de pasar por allí. Sin grandes discursos sobre ecología o política, ha dejado un legado verde y público a quienes le siguen.La creación de Asociación Pueblo de Castilruiz ha dado la oportunidad de hacer realidad ese deseo de mucha gente, llevando a cabo un homenaje en la zona arbolada del Rejete el expresado día 29. En una jornada clara en la que lucía el sol y el viento soplaba ligeramente, haciendo sonar las hojas de los chopos, acudió al lugar buena parte de quienes estaban entonces en el pueblo. En el acto leyó unas palabras Javier Martínez Hernández y, después, Demetrio Orte Jiménez hizo un discurso que emocionó a quienes allí se encontraban. Para finalizar, se descubrió una placa de cerámica (realizada en Manises) que ha quedado colocada en una de las zapatas del techo en el antiguo lavadero.   

                                            

 

 



Posted 6 octubre, 2009 by admin in category Actividades