Centenario de la abuela Emérita

 

CENTENARIO DE LA ABUELA EMÉRITA.

 

Nuestro poeta, ARSENIO  GALLEGO, desde la torre de la iglesia, con un chapitel que atravesaba el cielo alanceando nubes, veía una tierra áspera y parda, seca y sin flores.

Pero…en sus casas encontró pastores, carreteros y labradores, en cuyos corazones habitaban la nobleza y la grandeza.

… Y mujeres, calladas, tranquilas, trabajadoras, que llenaban sus días con el trajín de la casa, el cuidado de los hijos y, a veces, con las faenas de campo en la que eran necesarias.

Pues eran como hormigas, ni el oro las envilecía ni el sufrimiento las apenaba, seduciendo con su ternura, bondad, caricias y decires.

Hace unos años, cuando mis padres nos visitaban en Madrid, durante las fiestas de Navidad, coincidieron con un familiar de Blanca. Era de Burgos, castellano viejo. Por su profesión había residido en diferentes países. Al despedirse, emocionado, dijo “ usted es una señora castellana”.

Y hoy, en esta nuestra ermita, en la que vivió y a la que dedicó su cariño y afán, con sus cien años vividos, como señora castellana, vamos a dar gracias a Dios por esta bendición. Y, también, a la Virgen de Ulagares, virgen bendita de Castilruíz.

Que la presencia viva de mi madre nos sirva de recuerdo para agradecer todos los desvelos de las madres de los aquí presentes, como cocineras, costureras, lavanderas, administradoras y MADRES.

Gracias por vuestra presencia, primos y primas, amigos y amigas de mi pueblo, Castilruíz, que como escribe Demetrio, “DEME”, nuestro poeta vivo, es el pueblo más castellano de los pueblos de Castilla.   Gracias sean dadas a Dios.

 

 



Posted 30 abril, 2012 by admin in category Rincón literario